lunes, 12 de julio de 2010

Melissa Loza tuvo una sufrida infancia: vendió empanadas cuando era niña

Con una carrera prometedora y en todo su apogeo, la preciosísima Melissa Loza confesó una de las facetas menos conocidas de su vida.

“Tuve una infancia muy feliz, sin embargo, sufrí un golpe muy duro. Mi padre falleció cuando tenía 12 años y su partida afectó a mi familia que, en ese tiempo, residía en Chimbote”, contó la bella modelo de Habacilar.

“Recuerdo que mi madre preparaba empanadas y yo la ayudaba a cocinarlas y a venderlas. Luego, cuando fui creciendo, decidí ganar dinero animando eventos infantiles”, reveló la ex concursante del ‘reality’ de canto “Habacilar”.

“Para mí es un orgullo lograr lo que tengo. Me esfuerzo para tener una buena figura”, sostuvo la escultural Melissa.

TRANQUILA EN EL AMOR
Del mismo modo, Loza reiteró que no le incomodan los “coqueteos” entre Gisela Valcárcel y Roberto Martínez.

“Tanto él como yo tenemos derecho a rehacer nuestras vidas”, recalcó.
El hombre perfecto para Melissa, pese a que no es de poner requisitos, es que sea “bromista, empeñoso, leal y especialmente sincero”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Archivo